Frutos bellos y dolientes

Por Margarito Cuellar

Puntal de la generación de los cincuenta en esta región del norte mexicano. Gloria ha sabido dotarse de una voz que desde finales de los años setenta no ha dejado de producir frutos bellos y dolientes. La remembranza de una época reflejada a través de alusiones a la música, la moda y la política, es parte del material con que trabaja sus poemas, despojándolos de todo indicio de puntuación.

Fragmento publicado en la revista A quien corresponda (#101, julio, 2000)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: